Make your own free website on Tripod.com
Primeros Auxilios
Quemaduras
Home | Botiquín de Primeros Auxilios: | Valoración del Lesionado | Signos Vitales | Shock | Desmayo | Deshidratación | Fiebre | Heridas | Quemaduras | Contusiones y fracturas | Hemorragias | Mordedura de Serpientes | Mordeduras o Picaduras de Insectos | Respiracion Cardio Pulmonar | Epilepsia | Parto de Emergencia | Partes del Cuerpo Humano " Anatomia" | Necesitas ayuda? | Fuentes




Nombres alternativos:

Quemadura de primer grado; quemadura de segundo grado; quemadura de tercer grado.

Definición:

Las quemaduras de primer grado afectan la capa externa de la piel, produciendo dolor, enrojecimiento e hinchazón; las de segundo grado afectan la capa externa y la siguiente capa, produciendo dolor, enrojecimiento, hinchazón y ampollas. Las quemaduras de tercer grado se extienden hasta los tejidos más profundos, produciendo un oscurecimiento de la piel que puede causar adormecimiento.

Consideraciones generales:

Antes de dar los primeros auxilios, considere la extensión de la quemadura de la víctima y trate de determinar la profundidad del área de mayor gravedad, para entonces tratarla adecuadamente. Es útil saber cómo ocurrió la quemadura, pues las diferentes causas producen distintos tipos de quemaduras. En caso de dudas, ésta debe ser tratada como una quemadura grave. La administración de los primeros auxilios antes de recibir ayuda médica profesional puede disminuir la severidad de la quemadura, y la atención médica oportuna en los casos de quemaduras graves puede ayudar a evitar cicatrices, incapacidad y deformaciones. Si la quemadura no sana normalmente, es necesario buscar consejos médicos. En los casos de quemaduras superficiales pero muy extensas, se deben mantener compresas limpias y secas y cambiarlas con la frecuencia necesaria. Si se desarrollan signos de infección, es preciso buscar asistencia médica inmediata. Los signos de infección son: aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, supuración de la quemadura, nódulos linfáticos inflamados o líneaas rojas que se extienden desde la quemadura hacia el corazón. Hay que asegurarse de que la víctima tenga su inmunización contra el tétano al día.
Si la víctima tiene menos de 4 años o más de 60, tendrá una mayor incidencia de complicaciones y por lo tanto más probabilidades de morir. Las quemaduras en la cara, manos, pies o genitales son las más graves, debido a las posibles pérdidas de función de los miembros u órganos.

Causas:

  • las quemaduras térmicas son las más comunes y suelen ser producto de incendios residenciales, accidentes automovilísticos, juegos con fósforos, gasolina mal almacenada, calefacciones, mal funcionamiento de equipos eléctricos o incendios premeditados
  • las quemaduras pueden sea causadas por calor seco, como el fuego; por calor húmedo, como el vapor o los líquidos calientes; por radiación, fricción, objetos calientes, el sol, la electricidad o las sustancias químicas
  • las quemaduras de las vías respiratorias pueden ser causa de inhalaciones de humo, vapor, aire supercalentado o vapores tóxicos, en espacios poco ventilados
  • otras causas son el mal manejo de fuegos pirotécnicos (fuegos artificiales), accidentes con líquidos hirviendo o en la cocina, como puede suceder cuando un niño se monta encima de una hornilla o agarra una plancha caliente
  • hay quemaduras en niños que son producto de maltrato por parte de los padres

quemaduras.jpg

Primeros auxilios:

PARA QUEMADURAS MENORES:
1. Si no hay aberturas en la piel, se debe dejar correr agua fría sobre el área de la quemadura o sumergir el área en agua fría, pero no helada, durante por lo menos cinco minutos. No obstante, si la quemadura ocurre en un ambiente frío, no se debe usar agua sino una toalla limpia, húmeda y fría para aliviar el dolor.

2. Calmar y darle confianza a la víctima, pues las quemaduras pueden ser muy dolorosas.

3. Luego de lavar o remojar en agua por varios minutos, se debe cubrir la quemadura con un vendaje estéril, si lo hay, o con un trozo de tela limpio.

4. Proteger la quemadura de presiones o fricciones.

5. Los medicamentos para el dolor que no necesitan receta médica pueden ser útiles para aliviar el dolor, a la vez que pueden ayudar a reducir la hinchazón.

6. Las quemaduras menores suelen sanar sin más tratamiento. Sin embargo, en el caso de quemaduras de segundo grado que cubran un área de más de dos o tres pulgadas en diámetro, o si el área quemada es la cara, las manos, los pies, la ingle, las nalgas o una articulación importante, se debe tratar como si fuera una quemadura grave. (Ver lo que sigue a continuación).

PARA QUEMADURAS GRAVES:
1. Si alguien se prende en fuego, hay que bañarlo con agua, de ser posible, o envolverlo con un material grueso no sintético, como la lana, un abrigo de algodón, una alfombra o una manta o hacerlo rodar por el suelo para apagar las llamas. Si las ropas agarran fuego, la persona debe detenerse, tirarse al suelo y rodar.

2. No se deben quitar las ropas quemadas que no salen con facilidad, pero hay que asegurarse de que la víctima no esté en contacto con materiales ardientes.

3. Asegurarse de que la víctima de quemaduras esté respirando; de no ser así, y si las vías respiratorias están bloqueadas, hay que abrirlas y, de ser necesario, comenzar a administrar respiración artificial y RCP.

4. Si no hay problemas con la respiración, se debe cubrir el área de la quemadura con un vendaje de tela limpio, estéril, húmedo y frío, si lo hay; pero no se debe usar mantas ni toallas. Una sábana también puede servir si el área de la quemadura es muy extensa. No se deben aplicar ungüentos y hay que evitar romper cualquier ampolla causada por la quemadura.

5. Si los dedos de las manos o de los pies sufrieron quemaduras, hay que separarlos con compresas secas, estériles y no adhesivas.

6. Elevar el área quemada y protegerla de presiones o fricciones.

7. Tomar las medidas necesarias para prevenir el shock. Se debe acostar a la víctima, elevando sus pies unas 12 pulgadas, y cubrirla con una manta o abrigo, pero no colocarla en posición de shock si se sospecha de lesiones en la cabeza, cuello, espalda o piernas o si la víctima se siente incómoda.

8. Continuar observando los signos vitales de la víctima: pulso, ritmo de respiración y presión sanguínea, hasta que llegue asistencia médica.

No se debe:

  • aplicar ungüentos, mantequilla, crema o pasta dental, hielo, medicamentos, compresas con algodón esponjado, vendajes adhesivos, cremas, aceites en aerosol ni cualquier otro remedio casero para quemaduras, pues todo esto puede interferir con el proceso de curación
  • permitir la contaminación de la quemadura. No se debe respirar o toser sobre ella
  • tocar la piel muerta o ampollada
  • administrar nada a la víctima por vía oral si la quemadura es grave
  • aplicar compresar frías en quemaduras graves, ni sumergirlas en agua fría, pues puede causar shock
  • colocar almohadas debajo de la cabeza de la víctima si hay quemaduras de las vías respiratorias y la víctima está acostada, porque esto puede cerrar dichas vías

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si:

  • la quemadura es muy extensa o grave
  • hay una quemadura por sustancias químicas o electricidad o cuando no se conoce la gravedad de la quemadura
  • la víctima muestra signos de shock
  • la víctima presenta quemaduras de las vías respiratorias